2 historias reales de miedo

Hola amigos de Historiasdeterror nuevamente compartiendo mi nuevo relato con todos ustedes.

Anónimo

Trabajé en bosque mágico solo por el verano de 2012… Los que recuerdan en ese tiempo la mansión del terror era muy diferente a la actual, ya que en esos tiempos no había máquinas ni efectos con pantallas o demás, en ese tiempo asustabamos con disfraces y golpeando paredes y gritando. Mi primer día fue justo en la mansión, cuando llegue recuerdo bien que me presentaron con los que iba a trabajar; eran 5 personas, 3 hombres y 2 mujeres, fue el día que más gente hubo , pues normalmente solo asustabamos 2 o 3 personas. Llegué y me mostraron toda la mansión.

En aquellos días el recorrido comenzaba en el segundo piso, eran 8 escenarios y después bajabas al 1er piso donde estaban otros 4 escenarios; entre ellos, el que más actividad tenía, el cuarto infantil donde asustabamos vestidos de payaso.

Me contaron que evitará andar solo por la mansión y no porque me fueran a hacer algo, sino que se llegaban a aparecer personas sin rostro o niños, realmente no le di importancia, pues creí que me estaban jugando una broma. Recuerdo mucho una de tantas historias, una de las que más me impactó, fue aquella vez que tuve que quedarme 2 horas asustando yo solo en toda la mansión, esto por motivos de que faltaba personal y se necesitaban algunos como botargas. Mis tareas eran hacer pasar a las personas, darles las reglas, meterles un poco de miedo y después seguir asustando en el recorrido, para eso me iba intercambiando de vestuario entre cada 2 o 3 escenarios.

Arriba utilizaba una capa de Drácula, una máscara de Chucky y abajo un traje blanco y una máscara de payaso muy peculiar.
No había muchas personas, era un día nublado, se sentía muy triste el ambiente. eran las 6 de la tarde, faltaba poco para terminar, me lo repetía a cada rato, entraron 10 personas para recorrido, les di las reglas y comencé a asustarlos, todo iba bien, nada fuera de lo normal. Cuando llegamos abajo, al escenario del payaso, me coloque la máscara, los asusté y los perseguí golpeando el suelo y algunos barrotes con tubo de metal, salieron corriendo y yo regrese para volver a comenzar, coloqué la máscara en una banca, ahí en la planta baja, y comencé con otro recorrido, cuando estaba en la planta de arriba, al ir caminando hacia unas escaleras para bajar a la planta baja, me tropiezo con algo, lo levanto y era la máscara de payaso, me dije a mi mismo “que pen….. Te la trajiste en la mano” y bajé con ella, termine el recorrido asustando con esa máscara, y la volví a colocar en la banca, inicié un nuevo recorrido, y en la parte de arriba, justo donde mismo me volví a encontrar la máscara y una vez más, trataba de engañarme a mi mismo diciéndome “la subiste tú wey” bajé una vez más, termine de asustar con ella, y nuevamente la coloque en la banca, pero ahora, justo cuando la coloqué, le dije directo a la máscara “te estoy poniendo aquí y aquí vas a quedar aquí, no te vas a mover maldita”.

Inicié con el siguiente recorrido, en la parte de arriba al ir caminando hacía las escaleras, yo venía de un pasillo largo, de unos 6 o 8 metros de largo, yo iba buscando en el suelo encontrarme con la máscara, cuando no la ví, sentí tranquilidad, pero al levantar mi cabeza para seguir con mi camino, sentí ese frío que recorre el cuerpo, y parecía que no había sonido en ese lugar, no escuchaba nada, ni siquiera a las personas que estaba asustando, ahí estaba, justo en el barandal de las escaleras, la máscara estaba encajada en el barandal para sostener las manos, justo viendo hacia el pasillo de donde yo venía, no podía moverme, sentía como me tomaban de los pies y de la cabeza, se escuchó una risa, y me aventaron, salí corriendo hacia el frente dónde estaba un compañero recogiendo boletos, y le pregunté ¿oye sabes desde qué hora está José ahí adentro? (Le pregunté así, por qué aún creía dentro de mí que era una broma de mis compañeros) y me respondió que no había entrado José ni nadie, y supongo que vio mi cara de pálido y ni siquiera se rió de mí. Me preguntó si todo estaba bien, a lo cual respondí que si.

En ese momento llegaron mis otros 3 compañeros, venían de frente a mí, aún con el traje de botargas, imposible que fueran ellos. Sentí escalofríos por todo el cuerpo, cuando les conté, todos se emocionaron y comenzamos a buscar la máscara de payaso, que yo ni siquiera toqué cuando la ví en el barandal de las escaleras, y para sorpresa de todos, no logramos encontrarla, ni ese día, ni nunca.

Segundo realto de terror

Hola buenas noches quisiera contarles una experiencia que me pasó hace aproximadamente 5 años, quisiera permanecer en el ANONIMATO, nunca lo he contado a nadie pero pues tengo varias dudas porque se empezaron a desencadenar una racha de mala suerte y quisiera leer opiniones de las demás personas

Nunca lo he contado por miedo de que me tachen de loco o simplemente de que no me vayan a creer
Yo vivo en San Nicolás, en un sector de las puentes, vivo en una cuadra donde las casas son de dos pisos y mi cuarto está en la parte de atrás y se ve el patio y el techo de la otra casa que es de un piso solamente
Yo estaba estudiando la universidad y entre semana como muchos saben, me tuve que desvelar por un examen que tenía al otro día a las 9 de la mañana, empecé a repasar a las 10 de la noche y no podía concentrarme muy bien porque había mucho ruido en la casa, se escuchaban carcajadas, murmullo, risas de mujer súper fuertes
-Aquí tengo que hacer un paréntesis, la casa que se ve desde la ventana de mi cuarto ,de la cual les estoy contando, siempre había estado abandonada, llegaban a rentarla y no duraban los inquilinos más de 6 meses, siempre eran familias diferentes, estudiantes, etc, no se el motivo por el cual no duraban en esa casa si el sector es tranquilo, tal vez así eran los contratos o quién sabe, total así duró como 10 años la casa, hasta que hace dos años la compraron y la remodelaron y le hicieron ya el segundo piso y pues ya llevan viviendo ahí un par de años.
Volviendo a el relato, esa noche que estaba estudiando y no me podía concentrar por todo el ruido de pláticas, murmullos y carcajadas de mujer me imaginé que ya había nuevos inquilinos en esa casa y que estaban celebrando o algo así, aunque fuera entre semana por lo que no le di importancia. Alrededor de las 3 de la mañana ya estaba cansado de estudiar y me estaba preparando para dormir, recogí el escritorio donde estaba estudiando y quería ir al baño antes de dormirme pero al levantarme veo por la ventana que había lumbre en el techo de esa casa y al lado una persona hablando, riéndose como mujer y pues yo impactado me acerqué a la ventana para ver mejor, el techo de la otra casa estaba como a unos 5 u 8 metros de mi ventana, y EFECTIVAMENTE era una persona como con una gabardina y tenía en frente una lumbre de aprox. un metro o algo, era como cuando prendes leña, que la llama esta muy alta y brava.

Estaba hablando y riéndose y oh sorpresa, era la misma risa de mujer que yo escuchaba cuando estaba estudiando y me dio mucho miedo cuando escuché que decía mi nombre, me pegue a la ventana para ver si lograba alcanzar a distinguir su rostro pero no pude por qué la gabardina obscura tenía como que una capucha,
Aparte de ese impacto, lo peor fue que después de unos segundos de incertidumbre volteo a verme y dio un grito y yo me hice para atrás y lo que vi después es todavía más sorprendente
En cuestión de segundos vi como que con la gabardina que traía puesta la agarro y la pasó por encima de la lumbre, tuve un parpadeo y se transformó en un gato!!! Desde aquella fecha le tengo pavor a los gatos.
Después de ahí tuve una mala racha de suerte, siempre me pasaba lo peor aunque no fuera lo más probable que sucediera no se porque.
El gato huyó y yo salí corriendo de mi habitación y le toque la puerta a mi hermano y le conté lo que acaba de ver pero no me creyó, después de que me vio todo asustado me dio una almohada para que me durmiera en el piso, total ni pude dormir bien esas pocas horas y fui bien desvelando a mi examen.

Saliendo fui a casa de mis abuelos para contar lo que había visto y me dijo que lo que vi era una bruja, no creía en eso pero lo que yo vi y escuché fue real así que ya creo firmemente en las cosas paranormales.
Después de ese suceso, tuve muchos problemas personales y familiares, depresión muy fuerte, cada vez nos hundíamos más hasta que mi abuelo convenció a mis padre para llevarme a un curandero porque dicen que me estaba volviendo loco, siempre estaba ido (me imagino que por la depresión) y ese chamán o no sé cómo se llamen me dijo que me habían hecho un “trabajo” muy fuerte que el no me podía ayudar. Así me estuvieron llevando con varios hasta que no sé cómo mi familia dio con un lugar por pesquería con una persona “muy buena” que me ayudó, me dijo que me querían ver loco supuestamente y después de varias sesiones espirituales logró “deshacer” algo lo que me habían hecho, salí de la depresión, termine mi carrera ( porque después de eso siempre estaba ido y pues no me podía graduar) ahorita ya salí de todo eso pero todavía tengo una racha de mala suerte pero ahí van las cosas saliendo.
Actualmente ya no tengo contacto con esas personas que son espiritistas pero todos los negocios que trato de cerrar se caen de la noche a la mañana y tengo la sensación de que todavía hay algo de lo que me quisieron hacer y la finalidad de compartir esta experiencia es ver qué puedo hacer o con quién me puedo acercar.

Yo sé que es algo que se puede explicar científicamente pero hay cosas que simplemente no tienen lógica como la transformación que vi. Quisiera ver lo que comentan y sus puntos de vista. Muchas gracias por leerme.

TRAMBIEN TE PUEDE INTERESAR:

El musico del diablo
La bruja misteriosa
Sombras en la oscuridad

Add Comment