Relatos enviados por Correo

Esto no me pasó a mí. Mi madre me lo contó y yo, sin más, la creo, porque también a mí me han pasado cosas que nadie las cree cuando las cuento. Sé lo que es sentir que algo tan “vívido” que te pasa para los demás es sólo una jugarreta de tu imaginación.
Mi madre vive en un piso junto con mi hermano al que casi no ve ya que éste viene del trabajo por la noche y se mete en su habitación habiendo hablado a lo mejor dos palabras entre ellos. Están los dos cansados del día, mi hermano trabajando haciendo esfuerzo físico y mi madre cansada de estar sola y ver las mismas paredes. A veces ella se acuesta antes de que él llegue.
En éstas estaba mi madre durmiendo. Se había tomado un lorazepan recetado por el médico ya que las noches le cuesta muchísimo conciliar el sueño, aunque a la mínima se despierta por cualquier ruído y siempre siente cuando llega mi hermano. A veces le llama para decirle buenas noches pero esa noche no lo sintió, simplemente se quedó dormida.
Al cabo de un tiempo, no podría decir cuánto, mi madre siente que se abre la puerta de su habitación que queda justo a los pies de la cama. Sintió cómo entraba en la habitación y se quedaba de pie, mirándola. Incómoda con esa inmovilidad, mi madre le dijo que se acostase al otro lado de la cama indicándole con el brazo su espalda.
Mi hermano ya es mayor pero mi madre lo vió normal el hecho de que él aceptase acostarse en su cama, como cuando era pequeño y tenía una pesadilla. Notó cómo se acostaba a su lado, cómo se hundía la cama. Como no dijo ni una palabra mi madre le tocó el brazo sorprendiéndose de lo frío que estaba y le dijo que se cubriera con la manta y el edredón. Ella misma lo tapó para que no pasara frío. El no decía nada, sólo permanecía allí dejándose hacer por ella.
Entonces mi madre notó que se le agitaba el corazón en el pecho, algo no le cuadraba del comportamiento de mi hermano. El hecho de que no le dijera nada y que se comportara como cuando era un niño. Se incorporó de golpe dándole la espalda y, poco a poco, con movimientos nerviosos, palpó dónde estaba… O debería estar mi hermano. Notó cómo tanto el edredón y la manta hacían un bulto pero al posar la mano se bajaba, como desinflado. Se dió la vuelta y todavía se vislumbraba el bulto producido del tamaño de una persona que ella fue aplastando entre horrorizada e incrédula. La puerta de la habitación se hallaba abierta cuando ella siempre la dejaba cerrada.
De la impresión salió corriendo de la habitación y abrió la puerta de la habitación de mi hermano. Le llamó varias veces e incluso lo removió de la cama. Con la histeria y el miedo todavía plasmados en su rostro le repetía una y otra vez que por qué había ido a su habitación. Mi hermano, medio dormido no sabía qué le pasaba y le dijo que él no se había movido. Le costó hacerle entrar en razón a mi madre y juntos, pasaron un par de horas en el salón intentando calmarse los dos.
No sabemos qué ocurrió o si ocurrió quién visitó a mi madre aquélla noche, pero todavía ella se pone taquicárdica al recordarlo aunque no le encontremos una explicación ya que ella estaba despierta, a pesar del lorazepan oye los ruidos de la casa, siente a mi hermano cuando llega más tarde y se levanta varias veces en la noche para ir al baño. Por lo tanto, creo cuando me dice que esto le pasó de verdad y no es producto de su imaginación.
ALISSA
Segunda historia por correo
Lo que voy a contar es de las peores cosas paranormales que me han pasado.
me paso a los 13 o 14 años mi familia es muy religiosa y a mi me pasaban cosas paranormales, nadie me creía todo lo que aguante hasta ese día.
en ese entonces nos mudamos de casa ya teníamos como 6 meses viviendo allí yo compartía cuarto con mi hermana mayor yo dormía en la parte superior de la litera y esa noche nunca la voy a olvidar, tuve una pesadilla donde me levantaba y me veía a mi misma durmiendo (aunque dudo que fuera un sueño, lo sentí tan real) y se comenzó a escuchar una voz de un hombre contando en cuenta regresiva del 5 al 1 y a un lado se veía como un perro gigante intentaba subir hasta mi cama y cuando la voz se dejo de escuchar me levante asustada no entendía lo que había pasado, al día siguiente le conté a mi mamá y no me creyó.
luego de una semana note a mi mamá asustada y le pregunte que pasaba.. me dijo que fue con un padre y le conto lo que me paso, el padre solo le dijo que lo llevara a la casa rezo por toda la casa echo agua bendita por todos lados mi mamá preocupada pregunto que pasaba y el dijo que había un demonio en esa casa intentando poseerme por que yo soy la mas sensible a esas cosas pero no podía lograrlo por que mi mamá colgó en cada puerta una medalla de san Benito y yo llevaba una cruz de Caravaca a la semana nos mudamos de casa y cuando fuimos por las ultimas cosas mi papá encontró en la pared con una letra muy pequeña “Aquí los espero familia”.

Tercera historia

La pesadilla- Parte 1

Estaba en mi casa, durmiendo plácidamente cuando desperté de una pesadilla. La pesadilla. La que tenia todas las noches, de la que me despertaba sin falta a las 3am., la que me atormentaba.
Se repetía la misma escena de siempre.
3 de la mañana, yo en mi cama, llorando, lleno de sudor y gritando. Pero había algo. Algo no estaba bien. Me sentía observado.
Rápidamente fije mi mirada en el closet. Estaba entreabierto. Pero tomé coraje y me levante lento de la cama. El corazón me latía con fuerza. Estaba a punto de rozar la puerta cuando recordé que era cobarde. Y que lo era desde pequeño. Cosa que me impediría poder llorar o al menos salir corriendo al ver lo que hubiera adentro del closet. Entonces retrocedi y me volví a acostar. Claro que está vez cubierto totalmente, de espaldas y con rosario en mano. Pero aún me sentía observado.
Me volví a dar vuelta en la cama quedando nuevamente con la mirada puesta en el closet. La puerta estaba totalmente abierta y desde adentro unos ojos amarillentos me miraban con odio. Se me heló la sangre. Estaba petrificado, no podía gritar, mucho menos moverme pero debía hacer algo. Y debía hacerlo rápido….

HOLA, ESTA ES LA PRIMERA VEZ QUE SUBO UNA HISTORIA Y QUISIERA LEER LAS CRÍTICAS . NUNCA HABIA ESCRITO ASÍ QUE ES LA PRIMERA VEZ.
PD: TENGO 12 AÑOS!!

Add Comment